fbpx
 

Cómo conseguir una web enfocada a la conversión

Conseguir una web enfocada a la conversión

Cómo conseguir una web enfocada a la conversión

En este post vamos a hablar sobre cómo conseguir una web enfocada a la conversión, poniendo especial atención a los ratios de conversión, concretamente a cuándo podemos considerar que un ratio es óptimo y cómo podemos mejorarlo cuando llegan los usuarios a nuestras páginas web o a nuestras tiendas online.

No existen unos parámetros establecidos para considerar que el ratio de conversión de una página web es óptimo, sino que se trata de un dato subjetivo, ya que depende de diversos aspectos como el país, la industria, el tipo de bien o servicio que se ofrece, su precio…

Un estudio realizado al respecto en Estados Unidos, ha revelado que el ratio medio de conversión es del 2,35%. Además, según este mismo estudio, el ratio más alto se encuentra en un 11,45%.

Otro estudio sobre el e-commerce en España, sitúa el ratio medio del comercio electrónico en nuestro país en un 1,05%, lo que se puede considerar como un ratio bajo, ya que el ratio óptimo podría situarse a partir del 1,5% aproximadamente.

Sin embargo, al igual que comentábamos con el estudio anterior, todos estos datos son subjetivos y deben tomarse como mera información.

Es importante que analices tus actuales ratios de conversión y empieces a competir contigo mismo para incrementarlos progresivamente.

6 claves para conseguir una web enfocada a la conversión:

    1. El cliente debe ver claro el valor que le estás dando, es decir, debe percibir que el hecho de dejar sus datos o comprar en tu web, le va a reportar mucho más valor que lo que le está costando el propio producto o servicio.

 

    1. original en los botones de la llamada a la acción. Prueba a transformar los típicos botones de “haz click aquí” o “comprar ahora” por otros más novedosos como “consigue acceso ahora” o “sí, quiero aprovechar esta oferta”.

 

    1. Reduce el riesgo compartiendo la validación social. Las personas somos más propensas a hacer algo si vemos que otras personas lo están haciendo, especialmente en el mundo digital, donde los consumidores son aún bastante más desconfiados, por lo que es importante que los clientes puedan ver las compras u opiniones de otros consumidores.

 

    1. Juega con el sentimiento del FOMO (Fear of Missing Out), es decir, el miedo a perderse algo. Sucede especialmente cuando se ofrece algo por tiempo limitado, fomentando una sensación de urgencia y escasez en los consumidores, lo que explica que la mayor parte de las compras sean impulsivas.

 

    1. Elimina cualquier distracción de la página web o la página de aterrizaje. Debes tener claro qué quieres que haga el usuario cuando llegue a tu página y cómo dirigirías su camino si pudieras. A partir de ahí, coloca en ese orden los elementos de llamada a la acción, de forma que consigas aumentar los casos que se convierten.

 

    1. En relación con lo anterior, cambia las llamadas a la acción siempre que lo desees, en función de tus necesidades y objetivos, y adaptándote a los consumidores. De esta forma, los usuarios percibirán una experiencia personalizada, que es muy importante hoy en día en el marketing.
Compartir:


Hacemos crecer tu negocio